Archivo | abril, 2012

Restaurante La Jábega Malagueña

25 Abr

Por José Luis Arranz

Cuando en Málaga oímos hablar de la jábega se nos viene a la cabeza, incluso a los no aficionados al mar, la pequeña embarcación pesquera malagueña por antonomasia. Esa popular y querida embarcación da nombre al restaurante que hace pocos días se ha inaugurado en la zona de Churriana, más concretamente frente a la Residencia Monsalve.

Restaurante La Jábega Malagueña

Muchos en este punto habréis pensado “un restaurante más”, pues siento defraudaros, ya que no es uno más. En el Restaurante La Jábega Malagueña se unen varios principios básicos en un establecimiento de hostelería o restauración. Especializados en el pescaito frito (fritura malagueña) o plancha y carnes, por un lado nos encontraremos un producto de primera calidad y elegido a diario con el mismo mimo que un ama de casa lo hace para su hogar. Si además la gestión es familiar, el trabajo de cocina lleva ese sabor casero que tanto nos gusta a todos.

Con estos dos ingredientes ya tenemos garantizado comer bien, muy bien. Pero si añadimos unos precios sin competencia y un trato cercano, hogareño e incluso permitidme, de amigo os daréis cuenta que desayunar, almorzar, cenar o simplemente tomar un aperitivo en el Restaurante La Jábega Malagueña se convierte en una experiencia que no te puedes perder.

Con un amplio y confortable salón, apúntalo en tu agenda para confiarles tus comidas familiares, comidas de empresa y celebraciones de todo tipo (bautizos, comuniones, cumpleaños, bodas, despedidas de soltero o soltera, etc.).

La Jábega Malagueña está en Calle Remedios Varo, 9. 29140-Churriana (Málaga), frente a la Residencia Monsalve. Puedes obtener más información o reservar mesa en el teléfono 95.262.27.73

Anuncios

Savitur inicia la primera peregrinación para jóvenes de la Diócesis de Jaén

5 Abr

Tras el encuentro de la JMJ en Madrid, la Delegación de Juventud de la Diócesis de Jaén nos propuso organizar una peregrinación de “jóvenes” a Tierra Santa para el próximo mes de agosto de 2012.

Me explicaron el proyecto y me enamoré de él. Estaba convencido, si la JMJ y la peregrinación andaluza al Camino de Santiago fueron un éxito, se podría hacer un gran bien si repitiéramos esa experiencia en el entorno donde comenzó todo, Tierra Santa. Pensé en mis hijos, en la necesidad que tenemos en los momentos difíciles de agarrarnos a valores que perduren y nos mantengan ya sean éticos o religiosos. Y nos lanzamos ataque.

Conseguir un buen precio para volar a Tierra Santa o cualquier otro destino en agosto es realmente complicado y una vez más contamos con la colaboración de Iberia en el proyecto. Siempre saltan las malas noticias pero nuestra compañía de bandera cuenta con un equipo comercial excepcional.

Después nos desplazamos a Tierra Santa para conseguir la colaboración de colegios cristianos donde alojar a nuestros jóvenes peregrinos (lo harán en Nazaret y Belén). De esta forma y después de muchos tiras y aflojas conseguimos desarrollar una peregrinación a un precio asequible.

La Diócesis de Jaén lleva trabajando meses en este proyecto abierto a jóvenes de Andalucía: cursos de teología, charlas preparatorias y además nos ayudó muchísimo para configurar un programa novedoso novedoso y atractivo. Así, que entre otras muchas actividades , bajaremos en teleférico a la Gruta Submarina de Rosh Hanikra, nos bañaremos en las azules aguas del Oasis de Ein Gedi en el Desierto de Judea y por la noche experimentaremos la vida beduina en el desierto cenando una barbacoa. Además, atravesaremos el subsuelo de Jerusalén por el tunel de Ezequías, subiremos a pié el Monte Tabor, navegaremos por la noche por el Mar de Galilea y celebraremos una “Hora Santa” entre los olivos del Huerto de Getsemaní.

Nos acompañará D. Manuel Ángel, sacerdote Delegado de Juventud de la Diócesis de Jaén y aunque durmamos en una colchoneta y un saco (yo también asistiré junto con mi hijo mayor) estoy seguro que esta experiencia, marcará a los jóvenes para toda su vida. Algunos seguro retornarán para repetir la ocasión de peregrinar a la tierra de Jesús de forma más confortable y con otras edades pero estoy convencido que no podrán evitar sentir añoranza por esta oportunidad que se les presento un agosto del año 2012.