Archivo | Cursos RSS feed for this section

Cuando los muebles tienen vida

20 May

Por José Luis Arranz

No seré yo el que os niegue que a mis espaldas llevo algunos montajes de muebles de kit de esos que venden en tiendas de bricolaje y grandes superficies. Con unas instrucciones que parecen hechas por alguien que jamás montó ese mueble tienes que ideártelas para que todo quede en su sitio sin que te sobren piezas. Son muebles sin vida o con una vida muy corta. Su relación calidad/precio nos hacen presuponer que tienen fecha de caducidad desde el mismo día de su compra.

Pero no todo es así. En la entrada de mi casa tengo un reclinatorio restaurado por mi mujer. El reclinatorio perteneció a su tía abuela. Tratándose de un objeto para el recogimiento espiritual estaba en la Iglesia de Beninar (Almería) y era exclusivamente usado por su familiar, por un lado porque era de su propiedad y por otro porque era algo habitual en las familias pudientes de principios del siglo XX disponer de estos signos de distinción.

La situación geográfica de Beninar propició que el gobierno franquista decidiese construir un pantano expropiando y desalojando a todo un pueblo que actualmente está bajo las aguas del pantano de su mismo nombre. Este doloroso momento para todos los vecinos del pueblo hace que el reclinatorio viaje a Torrox (Málaga) donde la tía abuela de mi mujer, conste aquí que una bellísima persona en el poco tiempo que pude conocerla, vivió y cuyo reclinatorio ubicado ya en el salón de la casa sirvió a los niños de la familia como sillita de juegos.

Hoy está en mi casa y tras la restauración se mantiene vivo. Nació antes que yo, vivió épocas que yo no viví y las circunstancias hacen que lo tenga en casa.

En el siglo XXI no todo tiene que ser aglomerado con instrucciones de montaje. Hay comercios especializados en muebles con vida. En Málaga tenemos “The Old Curosity Shop” que están dedicados a la venta y restauración (clásica o con nuevos aires) de mueble inglés, así como antigüedades y obras en óleos y pastel Delroy. Imparten clases de restauración, hacen proyectos de decoración, tratamientos anti-xilófagos, además de una importante dosis de creatividad. Puedes visitarlos en Paseo de Sancha, 48. Málaga. Por teléfono en el 95.222.82.52 y conocer sus novedades en su perfil de Facebook.