Tag Archives: Marruecos

Marruecos es para los sentidos

17 Sep

Estoy preparando mi viaje desde Málaga a Marruecos. Confieso que estoy nervioso, contento. Estoy disfrutando leyendo sobre todo lo que voy a ver, lo que voy a sentir.

Yo creo que hay viajes con un componente intelectual a los que vas a aprender sobre otra cultura, ver museos, arquitectura… Otros son destinos espirituales, de peregrinaciones, o con otras filosofías de vida. Pero Marruecos es para los sentidos. Disfrutar, sorprenderte, deleitarte con infinidad de sensaciones. Así que voy a tener muy abiertos los cinco sentidos.

La primera visita es a Chaouen, es precioso, y si ves fotos, ¡qué colores tan bonitos! Las fachadas de las casas están pintadas de añil, alfombras naranjas, rojas. En algunas tiendas venden tintes de muchos colores. Ver, ver…

Y para el olfato, un zoco, el de Marrakech. Olores a especias, a pastas, perfumes con notas orientales. La hierbabuena, omnipresente. El cuero, en las babuchas, bolsos, cazadoras. Paseos por jardines con jazmines, naranjos, rosales.

El gusto, ¡mmm…! Y sólo lo estoy imaginando. Me encanta la comida marroquí, las especias, el comino, anís, pimienta, clavo. La mezcla de dulce y salado, los frutos secos. Cus-cus, pastela, harera, y los dulces. Festival para el paladar.

El tacto quizás sea uno de los sentidos del que tenemos menos consciencia. Así que cerraré los ojos para tocar… los tejidos, sedas, cueros, alfombras. Cerámica, orfebrería. Y para comer… los marroquíes comen con las manos, y de esta manera se puede apreciar la textura de los alimentos. Lo haré. Sentiré en la piel, el calor y la arena del Desierto de Erg Chebbi. Me gustaría comprar aceite de argán en Marruecos, su país de origen, un placer para la piel.

Y por último el oído. Sé que oiré al muecín llamar a la oración a los fieles. A los músicos callejeros. El bullicio de la gente en las plazas y zocos. Algarabía.

Llevo una maleta, que espero traer a la vuelta llena de sensaciones.